Portada >> Blog >> El campeón nacional de sopaipillas vive en Coyhaique

El campeón nacional de sopaipillas vive en Coyhaique

Martes, 2 Julio 2013 - 12:10pm

Marcelo Vásquez vivía en Rengo antes de que el terremoto de 2010 le obligara a cambiar la locación en la que fríe sus sopaipillas callejeras. Sin casa, vio la oportunidad de instalarse mucho más al sur y desde hace tres años que montó un carrito hecho por él mismo, frente al supermercado Unimarc de Lautaro 330, Coyhaique. Lucen bien. El aceite está limpio y las masas fritas ofrecen un color dorado sugerente. Se parecen a las típicas que se pueden conseguir en Santiago: redondas, algo planas y claramente con menos zapallo (o colorante, quien sabe) que las hechas más al norte. Pero como las masas industriales por esos lados no existen, ni menos de ese tipo, las prepara él mismo, cosa que se nota en la forma ligeramente más rústica y de bordes más crocantes al gusto que las del norte. Eso marca la diferencia con las locales, sin color anaranjado, bien esponjosas y amasadas frente al cliente. “Es que esas no poh, son las tortas fritas, que es una masa de pan nomás, y la gente está acostumbrada a esas. Pero yo traje estas sopaipillas y soy pionero acá en la región”, dice.

Y tiene seguridad el hombre porque es un campeón en lo que hace. El año pasado llegó a Santiago, a la Expo Lampa, en las afueras de la capital, donde participó en el campeonato organizado para la ocasión. Y ganó. Y tiene el título frente al público, al lado de la palangana en la que fríe las masas, pero también empanadas de jamón-queso y carne. Aparte ofrece una suerte de pebre, que vende en potes para llevar. Otra novedad para el patagón promedio: “Este pebre es una receta de la zona central que más se parece al chancho en piedra. Me la traje a la Patagonia” asegura con orgullo indisimulado, con sabor a calle.

Calle Lautaro, frente al 330, Coyhaique, Región de Aysén. $ 200 c/u.

Carlos Reyes
Trece años de ejercicio profesional principalmente en medios escritos dentro del ámbito de la gastronomía. En la actualidad me desempeño como editor periodístico de revista La CAV (Club de Amantes del Vino) en Santiago, Chile. En paralelo poseo experiencia docente a nivel técnico profesional (escuelas de cocina) y diplomados universitarios. Ese devenir me ha permitido incursionar, además, en la fotografía y editar publicaciones especializadas en la culinaria de la ciudad de Valparaíso, mediante el libro "Valparaíso a la Mesa" de Editorial Planeta, considerada la Mejor Guía Gastronómica del Mundo escrita en Español en 2009 de acuerdo al Gourmand Worldcook Books Awards.

Comentarios